Ultracavitacion y Radiofrecuencia combinadas preguntas frecuentes

1. Aparatologia
La cavitación con radiofrecuencia permite romper los adipócitos, es decir, las células encargadas de almacenar la grasa que se depositan entre la piel y músculo.

1ª fase. En la primera fase este aparato se pasa por la zona a tratar durante 30 minutos aproximadamente, eliminando así la grasa depositada en las vacuolas de las células grasas o adipocitos. Una vez sale la grasa de estas células se pasa la segunda fase.

2ª fase. En esta fase la grasa debe calentarse para ser eliminada más fácilmente (algo parecido a lo que ocurre cuando calentamos la mantequilla), para ello se pasa la radiofrecuencia, la cual alcanza una temperatura subcutánea de 50 a 60°C sin quemar la piel. El tiempo de calentamiento es de 15 minutos, a partir del cual entramos en la tercera fase.

3ª fase. Fase del Vacum, dura unos 15 minutos, se practica mediante un sistema de vacumterapia el cual genera una absorción de la grasa licuada hacia la piel.  Esta fase es necesaria para que la grasa entre en el sistema linfático, que está debajo de la piel y vaya a los ganglios linfáticos, y de allí al sistema circulatorio, para ser eliminada por vía renal o hepática. Según la cantidad de grasa a extraer se practicarán de 5 a 10 sesiones aproximadamente. Debemos asegurarnos que no aumenten los triglicéridos ni el colesterol en sangre, sino que se vaya excretando por riñón e hígado, para ello haremos unas analíticas de control.


2. Analíticas
Es imprescindible realizar analíticas aparte de la historia clínica previa que realizaremos para descartar que no haya una enfermedad de base que contraindique esta aparatología. Tras la segunda o tercera sesión de cavitación obligamos a hacer una analítica y valorar los lípidos en sangre. La analítica puede hacerla por la seguridad social, mútua o particular y es imprescindible para un buen seguimiento y control de la salud de los pacientes. A veces es necesario repetirla al mes o a los dos meses del tratamiento.

3. Drenajes
Tras los tratamientos de cavitación con radiofrecuencia y vacum, aconsejamos efectuar algún ejercicio o drenaje linfático durante los primeros días, para que la grasa extraída de las células no vuelva a ser recaptada por estas, sino todo lo contrario, para eliminarla totalmente. Si el paciente no hace deporte aconsejamos acudir los dos días posteriores al tratamiento de drenaje linfático manual, el fisioterapeuta se encargará de ayudarle a eliminar las grasas cavitadas.

4. Dieta
Un requisito obligatorio. Sin unas pautas de dieta la grasa extraída puede recuperarse debido a que los adipócitos no son eliminados del cuerpo (como se consigue a través de una liposucción), sino que se mantienen en el tejido subcutáneo, pero vacios de grasa, es decir, desgrasados o reducidos de tamaño. Estas células o adipócitos pueden recaptar grasas nuevas si no se lleva una pauta dietética bien coordinada por el médico responsable.


La dieta es sencilla y nunca da hambre pues se refuerza con diuréticos, potenciadores de fibra y otros nutrientes esenciales que darán siempre un bienestar,  además de ser una dieta antioxidante, es decir antienvejecimiento y muy saludable. La pauta varia según cada paciente, pero siempre es muy sencilla de llevar a cabo. Incluye alimentos propios de cada paciente, aunque evitaremos algunos si es preciso o los cambiaremos por otros más sanos. Aconsejamos seguir una dieta con suplementos nutritivos esenciales para un buen resultado y confort durante los dos o tres meses de tratamiento.
6. Radiofrecuencia tripolar
La RF tripolar es la aparatologia que utilizamos cuando observamos flacidez cutánea a medida que se pierde volumen de grasa localizada. No siempre es necesaria aplicarla, pero lo aconsejamos para retraer la piel si observamos pieles laxas.

 
¿Qué es la Cavitación?


La cavitación es una tecnología que permite gracias a ondas ultrasónicas de baja frecuencia, producir unas burbujas microscópicas en el agua o líquido intersticial que rodea las células grasas. Esta agua agitada (como ocurre cuando agitamos una botella de cava o champagne), provoca la implosión o rotura de las membranas celulares de los adipocitos o células grasas sin alterar las estructuras adyacentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo, linfático y nervioso.

La ultracavitación es una técnica no invasiva (sin cirugía) para moldear el cuerpo. Reduce el volumen corporal, eliminando la celulitis y los depósitos de grasa localizada en abdomen, caderas, muslos, rodillas, brazos, pantorrillas y espalda. Logra resultados altamente satisfactorios desde las primeras sesiones del tratamiento, siempre y cuando el paciente siga las instrucciones y protocolos diseñados para cada caso en particular. Los resultados pueden llegar a ser permanentes.

La grasa pasa de estado sólido a líquido. Estas grasas liberadas serán metabolizadas y eliminadas de forma natural por el cuerpo humano a través del sistema linfático, venoso y finalmente filtradas por el riñón y el hígado. Para otorgar una mayor precisión al tratamiento y favorecer el resultado deseado, la cavitación se complementará con el tratamiento de radiofrecuencia.


¿Qué es La Radiofrecuencia (RF)? 


La RF es una tecnología capaz de aplicar energía electromagnética de manera selectiva a la dermis profunda desde la superficie de la piel y así poder luchar contra la flacidez,  la celulitis corporal y favorecer la eliminación de la grasa cavitada.

Puede ser bipolar o tripolar, en ambos casos se genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas orgánicas generando calor. Al aplicar la energía sobre la piel, se produce una resistencia de nuestros tejidos al paso de la RF. Esta resistencia hace que se produzca una elevación interna de la temperatura tisular y con ello el organismo responde de 2 maneras diferentes; con la RF bipolar genera calor profundo y con la RF tripolar calor superficial, que contrae las fibras de elastina y colágeno subdérmicas y con ello tensan la piel. En ambos casos la elevación térmica aumenta el flujo de sangre en la zona tratada, aportando más oxígeno, arrastrando líquidos excesivos, toxinas y en este caso también la grasa cavitada.

¿Qué beneficios obtendré con la cavitación y la radiofrecuencia?

·         Pérdida de peso.
·         Pérdida de volumen localizado.
·         Disolución de la masa grasa.
·         Reafirmación del tejido, gracias al efecto de contracción de las moléculas de colágeno.

¿Debo realizar algún tratamiento adicional? 

Se aconseja seguir una dieta hipocalórica. También se recomiendan sesiones de drenaje linfático. Es muy importante beber abundantes líquidos durante todo el tratamiento (entre 1.5 y 2 litros adicionales diarios), tomar diuréticos y micronutrientes esenciales, y en casos de pieles muy elásticas o con poco colágeno, reafirmarlas con cremas especificas. todo esto proporcionado por nuestro centro. 


¿Cuánto tardan en verse los resultados? 

Las sesiones se realizan una vez por semana o cada diez días. Los resultados son inmediatos. Algunos pacientes notan una reducción de hasta dos tallas en dos o tres sesiones solamente, otras tardan un poco más. Pero todas notan una reducción substancial en relativamente poco tiempo. 

Durante el tratamiento de cavitación, radiofrecuencia y vacumterapia, es conveniente determinar el estado del paciente para no correr riesgos innecesarios. Por esta razón, se aconseja someterse previamente a un test analítico con estudio de la función renal y hepática así como el estudio del metabolismo lipídico ya que durante el tratamiento se liberan ácidos grasos en sangre y linfa y si los niveles previos ya son altos sería conveniente reducirlos antes de someterse al tratamiento.

¿Qué siente el paciente mientras se aplica el tratamiento?

Con la cavitación se siente un cosquilleo y un leve zumbido en los oídos. En la parte del ultrasonido, sin embargo, la sensación es de un agradable calor local. La vacumterapia provoca una sensación de masaje en la piel. Las tres fases duran un total aproximado de una hora de tratamiento y los pacientes en muchas ocasiones llegan a dormirse o como mínimo a relajarse. No es un tratamiento incómodo ni doloroso.

¿Por qué la cavitación y RF?

Porque es efectiva, no requiere anestesia y no es invasiva.

¿Cuántas sesiones necesitaré? 

Depende de cada paciente, áreas a tratar y el seguimiento que haga del tratamiento, pero entre 4 y 12 sesiones deberían ser suficientes para terminar el tratamiento.


¿Necesito hacer un mantenimiento? 


El efecto es duradero. El paciente puede mantenerse de por vida pero si varia las pautas de nutrición podría ser necesario un mantenimiento bimensual o trimestral.

¿Existen contraindicaciones? 

En ningún caso deberan realizar este tratamiento mujeres embarazadas, pacientes que tengan alguna prótesis en la zona a tratar, pacientes con marcapasos, ni pacientes con alteraciones de los lípidos, triglicéridos o colesterol

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: